Salimos del pueblo de Cerler en dirección a la ermita de San Pedro Mártir, PR señalizado en amarillo/blanco, pasada la ermita (30’) seguimos el PR, al llegar a la palanca cruzamos el torrente de Ardonés y continuamos por la izquierda siguiendo el curso del torrente y las marcas del PR, hasta cruzarnos con una pista, la atravesamos y seguimos unas estacas de madera en la ladera en ligero ascenso siempre en la margen orográfica izquierda del torrente, al fondo vemos la impresionante cascada que desciende de la sierra de Ardonés.

En época de estiaje podemos cruzar fácilmente saltando las piedras y continuar la senda, ahora cambiando de margen orográfica (1h 30’).

La ruta continúa pasando por el barranco de la Mascarada y por el barranco de la Pala Lorruegos, seguimos ascendiendo entre terrazas de pastizal, buscando en las rocas las marcas del PR y con las impresionantes vistas de las Tucas de ixea y los Bagueñolas al frente hasta conectar con una pista 4×4 que nos lleva directamente a las piscinas del pueblo de Cerler.

Alternativa: si no queremos seguir la pista, el PR continúa. En la primera curva a la izquierda que hace la pista nosotros seguiremos de frente atentos a las marcas del PR, hay un murete de piedra a nuestra derecha. Si seguimos este camino terminamos en el casco antiguo de Cerler.

Imágenes y Textos: Asociación Turística del Valle de Benasque